El ecommerce ¿oportunidad o amenaza para la logística?

Para muchas personas, la era de la globalización en la cual estamos inmersos y que permite la interconexión casi instantánea con el resto del mundo, posee muchas ventajas. No obstante, hay quienes creen que los avances tecno comunicacionales, están alterando la cadenas de comercio de muchos negocios.

Por ejemplo, ya los carteros tienen menos trabajo, producto de la existencia de correo inmediato de forma online. Sin embargo, como me comentaba mi cartero la vez pasada que hablábamos de ello, “aun sigue siendo él quien entrega las facturas de los servicios, incluyendo el de internet”. Aunque claro, este punto es debatible, pues hasta las mismas facturas ahora sin visibles de forma online.

Sin embargo, lo que quiero hacer entender es que se debe saber extraer el aspecto positivo en aquello que se considera una amenaza, para aprovecharla y en base a ello, mantenerse a flote. De igual manera sucede, con lo relativo al tema de la logística y el transporte de mercancías. Y es que ¿quien dice que es una amenaza? Por el contrario, el ecommerce ha ampliado el negocio más allá de lo imaginable.

Y es que, si antes el trasporte de mercancías se realizaba en su mayoría para las grandes empresas y altos volúmenes, ahora esto se ha diversificado. Gracias a las tiendas y portales en línea, hoy es posible que una persona compre en casi cualquier parte del mundo un producto que luego, lógicamente necesita ser trasladado hasta su destino final.

Es por ello, que actualmente incluso se le denomina  logística ecommerce, para destacar la importancia que recae en lo referente al transporte de la mercancía, además de la infraestructura para vender los productos, el marketing desarrollado, los medios de pago aceptados y la seguridad en las compras.

Entonces, ¿que aspectos hay que considerar para una empresa que maneje el ecommerce?

Producto a vender

De ello depende la modalidad del envío a utilizar y el proceso de almacenamiento y empaquetado, en atención a las medidas de seguridad y leyes al respecto.

Precios

Estos deben calcularse a razón de la cantidad de mercancía movilizada, ventajas para el cliente, rapidez, confiabilidad, seguridad y presupuesto la relación entre el peso o tamaño del producto, y la distancia a recorrer para su entrega.

.Logística a la inversa

Es decir, lo relativo a los reembolsos, cambios y devoluciones.